Ir al contenido

Definición de inversores y prestamistas, ¿es lo mismo?


Siempre hay situaciones en las que hay gente con capacidad de dinero, dado que tienen unos elevados ingresos o ahorros, y otras que necesitan dinero de forma urgente. De ahí que a veces los primeros se planteen rentabilizar su capital siendo inversores de prestamistas o incluso arriesgarse a prestar.

Pero antes de dar ese paso es importante conocer qué son los inversores y sus diferencias con los prestamistas. Así como los pasos o requisitos para poder tener éxito de una forma u otra.




inversores y prestamistas

Definición de inversor privado

Un inversor privado al fin y al cabo un inversor privado o público es una persona o empresa que busca rentabilizar un capital. Es decir que busca ganar más dinero mediante inversiones con una combinación de riesgo y rentabilidad ajustada a su perfil y objetivos de inversor.

Por lo que podemos hablar de muchos tipos y estrategias de inversión, básicamente porque existen múltiples activos para invertir. Siendo los más habituales las inversiones financieras (incluidos los préstamos), las inmobiliarias, compra de acciones cotizadas en la Bolsa de Valores, los negocios, la materias primas como el oro, etc.

En cuanto al capital invertido depende mucho, porque hay pequeños inversores privados que son simples particulares que buscan rentabilizar unos ahorros que no obtienen prácticamente ningún rédito en fondos de inversión y depósitos bancarios.
En resumen podemos decir que un inversor es cualquier persona o empresa que tenga un capital y que quiera usarlo para ganar más dinero a través de la inversión en activos. El tipo de activos, así como el plazo e importe de la inversión dependerá de cada tipo y perfil de inversionista.

Diferencias entre prestamista particular e inversor privado

Según hemos visto antes hay claras diferencias entre prestamista e inversor particular, tal y como vamos a ver en este resumen.

Lo primero de todo es que un prestamista privado es algo regulado legalmente, de hecho el Código Civil y Mercantil establecen los requisitos, partes, derechos y obligaciones de un contrato de préstamo.

Además de que durante años el Código Penal ha contemplado el delito de usura de los prestamistas que cobraban intereses muy superiores a los normales del mercado. O que incluso entregaban una cantidad de dinero inferior a la que figuraba en el contrato de préstamo.

Sin embargo el inversor, puede ser gran y pequeño, y no tiene una regulación legal tan específica. De ahí que la actividad de invertir se pueda realizar con mayor libertad.

Definición de prestamista particular

Básicamente y de forma muy sencilla un prestamista es aquella persona particular o empresa privada que da préstamos. Es una actividad totalmente legal y que además ya no implica delito de usura según la última modificación del Código Penal español. Sin embargo ser prestamista privado implica conocer y cumplir cierta normativa como por ejemplo los requisitos que establece la normativa Civil y Mercantil para poder formalizar un contrato de préstamo.

¿Pueden acabar un inversor particular como prestamista privado?

Algún caso hay porque normalmente los inversores buscan las mejores oportunidades para ganar dinero con el menor riesgo posible. Pero no olvidemos que ser prestamista privado no es algo fácil y que además es muy arriesgado por el elevado porcentaje de impagos que sufren.

Además los inversores no suelen implicarse en los negocios o inversiones que realizan, normalmente tienen gestores o gerentes que hacen ese trabajo por ellos. Salvo en el caso de inversores business angels que a veces se implican más en las startups (empresas tecnológicas) en las que invierten.

De ahí que sea algo raro ver un inversor metido a prestamista privado, aunque los altos intereses que se manejan en los préstamos rápidos, en especial los créditos sin nóminas y con reporte negativo en TransUnion atraen a más de un inversionista que otro a dar préstamos rápidos.

Sin embargo ser prestamista privado de empresas y particulares no es algo nada fácil, porque requiere de conocimientos financieros específicos. Como por ejemplo: análisis de estados y documentos financieros para conocer la capacidad de pago del prestatario así como su solvencia, negociación para fijar las cantidades de capital prestado así como su plazo y tipo de interés. Pero también es necesario negociar cuando el prestatario no paga y se convierte en morosos.

Por lo tanto pasar de ser inversor a prestamista es algo que además de tener elevados riesgos de impago puede implicar mucho más trabajo y tensión para evitar perder el capital invertido.







Sobre Prestamistas.online

PRESTAMISTAS.ONLINE es un servicio web que te ayuda a encontrar los mejores préstamos online del mercado financiero. Con Prestamistas.online puedes configurar rápido y fácilmente en base a las necesidades financieras que tengas la mejor información sobre financiación.


Confianza Online

Ciudades Españolas

Encuentra financiación en las siguientes ciudades de españa: Madrid, Barcelona, Las palmas, Sevilla, Cadiz, Zaragoza, Valencia, Valladolid, Malaga, Murcia, Alicante, Palma de mallorca, Cuenca, Albacete, Teruel, Granada...